Para encontrar algo que me guste, hay que rebuscar mucho

User login

Resúmenes anuales

--Ya buscaré un nombre más adecuado a ésta entrada--

Entre otras cosas, en ésto he ido "desperdiciando" mi vida…

El histórico

alternate

Los pósters

alternate
alternate
alternate
alternate
alternate

Dime cómo accedes a internet y tal vez no te diré quién eres

El fascista que habita en mi me obligó hace un par de años a tomar una decisión drástica: indiferencia total ante el auge de los mensajes en los foros terminados con "Escrito desde mi [movil] usando TapaTalk v[x]". Daba igual si se trataba de una cuestión interesante o de alguien regalando billetes de 50 euros.

Rediseñando el blog

El diseño anterior no terminó nunca de convencerme, así que he vuelto a usar algo más clásico y, en mi opinión, más usable. Todavía está todo hombro por manga, mil disculpas. Intentaré no tardar demasiado en volver a dejarlo todo en orden.

Recuerdos sobre 2nd Reality, de Future Crew

Corría el año 1994 y yo iba de vez en cuando a casa de mi amigo Alberto para ver cosas de ordenadores. Él se había pillado un flamante 386DX a 33 Mhz mientras yo seguía con mi cacharroso XT. Así que cada dos semanas me pasaba a ver cómo evolucionaban los PCs y qué juegos habían salido. Además, Alberto compraba algunas revistas extranjeras sobre el tema. Aunque mi inglés en esa época daba para muy poco, se notaba una gran diferencia con las revistas españolas. Con ver las fotos y entender algún titular me bastaba.

Llegó un día en el que Alberto me tenía que enseñar algo espectacular, algo nuevo. Con un poco más de prisa de lo normal, me planté en su casa. Espectación, intriga, dolor de barriga, ¿qué sería aquello que tenía que ver?

Aquí había una web

Hace casi un año que abandoné pixelgordo. Se me hizo pesado mantener una web sobre videojuegos cuando los análisis y las noticias sobre el tema ya no me interesan lo más mínimo. Disfruto jugando, lo he hecho toda mi vida, pero muchas de las cosas que rodean a la afición me aburren soberanamente.

Abandonar el dominio pixelgordo.com no era una decisión que considerara. Una vez usado durante unos cuantos años y habiéndole tomado cariño, no me hacía gracia pensar que fuera comprado por un especulador de dominios o algo peor.