Para encontrar algo que me guste, hay que rebuscar mucho

User login

Instalar Crashplan en Linux con configuración Cliente-Servidor

alternate

CrashPlan es un servicio de backups en la nube realmente interesante. Sus principales ventajas son:

  1. Multisistema: Funciona en Windows, Linux y OSX.
  2. Permite ser instalado en un servidor y ser controlado remotamente.
  3. Almacenamiento infinito por $60 al año. Mantiene infinitas copias de los archivos, y siempre guarda backup (si así lo deseamos) de los archivos borrados.
  4. Permite encriptar el backup de datos con lo que, en teoría, es imposible que nadie pueda robar tus datos. Esto es muy cuestionable, ya sé…

Su principal "inconveniente" es que es un servicio de backup puro; pagamos por cada ordenador que hace el backup (existe un plan familiar para hasta 10 ordenadores por $150 al año) y por lo tanto no permite sincronizar carpetas entre varios ordenadores. Para mi, ésto último no es un problema ya que en casa tengo un NAS que sirve de almacén central de los datos relevantes de todos los ordenadores de casa y luego, desde ahí hago el backup online.

Como mencioné, una de sus ventajas es que permite ser ejecutado en un servidor (en mi caso, el NAS) y controlado desde otro ordenador con interfaz gráfica. Pese a que el programa lo permite, no se da soporte oficial a esta configuración por lo que nos toca trastear a mano con los archivos de configuración.

Validez

He comprado que el método funciona en:

  • Julio de 2016 - servidor v4.7.0 y cliente v4.7.0.
  • Febrero de 2017 - servidor v4.8.0 y cliente v4.7.0

Pasos

Preparación

No me preguntéis que son porque no tengo ni idea, pero antes de empezar, necesitamos instalar certiciados CA en el servidor con:

sudo apt-get install ca-certificates

Descarga e instalación en el servidor

Antes de empezar a escribir comandos en el servidor, tenemos que averiguar cuál es la URL de la última versión de CrashPlan para Linux. Para ello, desde el cliente, con el navegador web de nuestra preferencia vamos a crashplan.com/en-us/download/ y descargamos el programa. Una vez hecho, haciendo right-click con el ratón, podemos copiar la URL de descarga (al menos es así en Firefox). Ya sólo queda ir al ordenador que hará de servidor y descargarlo. Por comodidad, recomiendo descargarlo desde /tmp y así no habrá que recordar borrarlo al terminar.

wget http://download2.code42.com/installs/linux/install/CrashPlan/CrashPlan_4.8.0_Linux.tgz

Descomprimimos el archivo con:

tar zxvf CrashPlan_4.8.0_Linux.tgz

Sólo queda entrar en la carpeta creada y ejecutar el instalador:

cd crashplan-install
sudo ./install.sh

Nos preguntará en qué carpeta queremos instalarlo, a mi me gusta hacerlo en /opt. El resto de optiones podemos dejarlas por defecto.

Configuración en el servidor

Instalamos CrashPlan y modificamos tres líneas del archivo /opt/crashplan/conf/my.services.xml para que contengan:

  1. <location>0.0.0.0:4242</location>
  2. <serviceHost>0.0.0.0</serviceHost>
  3. <servicePort>4243</servicePort>

Necesitamos además obtener los datos de conexión:

sudo cat /var/lib/crashplan/.ui_info

Obtendremos una cadena del estilo de:

4243,aaaaaaaa-bbbb-cccc-dddd-eeeeeeeeeeee,0.0.0.0

Configuración en el cliente

Instalamos y modificamos el archivo /var/lib/crashplan/.ui_info file y sustituímos su contenido por la información obtenida del archivo .ui_info del servidor. Antes de grabar, realizamos el siguiente cambio: al final de la cadena, donde pone 0.0.0.0 pondremos la IP del servidor.

La instalación por defecto de Crashplan supone que cliente y servidor están funcionando en el mismo ordenador. Por tanto, en nuestro cliente, tambien tendremos un servidor funcionando que no hace nada. Para desactivarlo y evitar malgastar los recursos del cliente, apagamos el servicio con sudo /opt/crashplan/bin/CrashPlanEngine stop. Para evitar que vuelva a iniciarse al reiniciar el ordenador, borramos el script de arranque con sudo rm /etc/init.d/crashplan.

Comentario final

No, CrashPlan no me paga por esta entrada. Llevo dos años usando el servicio y, aunque al principio tuve algún problema debido a que las actualizaciones del programa hacían que mi control remoto dejara de funcionar. Tras unos 6 meses así y unas 3-4 reconfiguraciones, el sistema se ha mantenido estable y actualizándose automáticamente desde entonces.

Por $60 al año, me parece un servicio IMPRESCINDIBLE.